¿Cuánto regar?

Actualizado: 4 jun 2018

En solo ocho años más, dos tercios del planeta enfrentarán escasez de agua. La situación es crítica y, para mantener nuestros jardines, necesitamos de este elemento vital. ¿Qué hacer?



Según la Federación Mundial de Vida Silvestre, para el año 2025, dos tercios del planeta enfrentarán escasez de agua, la situación se está volviendo crítica. Uno de los grandes demandantes de agua en el mundo son los jardines, y en el caso de Santiago, una ciudad que en el último tiempo migró de un clima mediterráneo a uno semi árido, esta demanda es aún más alta, porque hoy en día tenemos una estación seca que fácilmente se extiende por 5 meses.

Pero el gran consumo de agua para regar jardines, no es el único problema de Santiago, lo dramático del asunto es que gran parte del agua que se ocupa para este propósito es potable. El agua potable en nuestro país tiene un alto costo, y el proceso que conlleva el tratamiento, no es justificable para que este recurso sea utilizado en áreas verdes.

¿Qué debemos hacer? Por un lado es necesario cambiar el estándar de jardín que utilizamos, generalmente las plantas más apetecidas por nosotros son especies foráneas de climas húmedos y tremendamente demandantes de agua. Cultivar especies de otras latitudes es sin duda un tremendo esfuerzo, ya que se les debe reproducir condiciones ambientales que no son propias de nuestro ambiente.

Usted se preguntará ¿Cómo reconocer si una especie demanda o no mucha agua?, pues la respuesta es muy simple: simplemente observe el tamaño de su hoja. Las plantas de hojas grandes tienen una amplia superficie por donde transpirar agua, si pensamos en un paisaje selvático sin duda se nos viene a la mente esa vegetación exuberante, con grandes y turgentes hojas verdes. Por otro lado, si pensamos en la vegetación de las zonas desérticas se nos viene a la mente una vegetación con cactáceas, en donde las hojas se transforman en espinas para exudar el agua por unos ínfimos agujeros en las puntas de estas.

Pero para disminuir el consumo de agua no basta solamente con utilizar especie que demanden poca agua, hay que saber también suministrar la ración justa que ellas necesitan. Para la mayoría de las personas, el ver la tierra seca en sus primeros centímetros es razón más que suficiente para aplicar agua al suelo. ¿Es eso un suelo seco? La respuesta es no. El suelo es capaz de absorber agua en sus poros, y las plantas pueden perfectamente tomarla desde ahí. De hecho, una planta para poder absorver agua requiere que el suelo no este inundado, puesto que necesita de la presencia de oxígeno para lograrlo. Los suelos inundados pueden producir la muerte de una especie por deshidratación, ya que esta no es capaz de tomar el agua que se le entrega porque ésta se encuentra en exceso.

Con la misma lógica anterior, es necesario pensar en donde se ubican las raíces y cuanto se seca el suelo en aquella profundidad. Por ejemplo, las raíces de los árboles se encuentran fácilmente a una profundidad de 1 metro a 1, 5 metros ¿Cuánto demora en secarse el suelo a esa profundidad? En verano, demorará entre 5 o 7 días, por lo tanto, el riego puede espaciarse fácilmente entre ese tiempo. Ahora, si pensamos en los arbustos, sus raíces alcanzan los 60 centímetros de profundidad, lo que nos hace pensar que perfectamente podrían ser regados cada 2 o 3 días. Entonces sólo el pasto requerirá de riegos diarios, porque sus raíces se ubican a 20 o 30 centímetros de profundidad, esa porción del suelo si se seca en un caluroso día de verano.

Para hacer un uso racional del agua será necesario perderle el miedo al programador automático, ya que son estos instrumentos los que nos permiten establecer diferentes rutinas de riego, diferenciando entre las diferentes necesidades del pasto, arbustos y árboles. Haga la prueba, reduzca la cantidad de agua que está aplicando a su jardín y verá como obtiene un gran ahorro sin afectar la vida de sus plantas.



Algunos consejos:

En verano, el agua de la superficie del suelo se evapora con mayor facilidad que la que está en profundidad. Por lo tanto, las especies que desarrollan raíces en los primeros centímetros del suelo requieren de riegos más frecuentes que aquellas que desarrollan raíces profundas.


- Césped: Sus raíces se encuentran en los primeros 30 cm del suelo, por lo tanto, requieren riegos cortos y frecuentes, todos los días en pleno verano.


- Arbustos: Sus raíces alcanzan fácilmente 60 cm de profundidad, por lo tanto, pueden ser regados con menor frecuencia, cada 2 o 3 días.


- Árboles: Sus raíces llegan a 1,5 mt de profundidad, los riegos pueden realizarse cada 5 o 7 días.


Especies nativas con alto valor ornamental y bajo requerimiento de agua: ñipa, coralito del norte, colliguay y calle calle.


 

http://www.paula.cl/tiempo-libre/cuanto-regar/

73 visualizaciones2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Orquídea